A cierta distancia

09 Nov A cierta distancia

Si bien los aceites esenciales deben ser aplicados directamente sobre la piel, la mayoría de los perfumes distribuyen mejor el aroma cuando son rociados a cierta distancia.

Por ejemplo si vas a perfumar tu cuello, inclina la cabeza hacia el lado contrario y mantén el frasco de perfume a unos 10 centímetros de tu piel, luego pulsa el vaporizador y de esa forma tu piel estará delicadamente perfumada y el aroma se distribuirá en toda la zona.