Edén, perfume de alta durabilidad

19 Sep Edén, perfume de alta durabilidad

No es ningún secreto: para que un perfume tenga alta fijación, es necesario el uso de materias primas menos volátiles como la vainilla, el ámbar, el pachulí o el sándalo. Es decir, sustancias que tardan más en evaporarse y que componen la base o el sostén de la fragancia.

 

El perfumista juega con elementos de diferentes grados de volatilidad y tenacidad para crear capas. Estas capas transmitirán diferentes matices aromáticos a lo largo de la evolución olfativa del perfume. Las capas inferiores además de pegarse a la piel con más fuerza también potencian la durabilidad de las demás notas.

 

Cacharel Eden nunca ha sido un fenómeno en ventas. Pero su carácter vanguardista, raro y excéntrico le ha garantizado un estatus de perfume de culto. Aquí notas frutales y acuáticas le dan color a una estructura oriental tradicional. Eden es como un frondoso jardín exótico bajo el sol, decorado con flores naturales y… ¡flores de plástico! Su genio viene de una base oriental muy tenaz. La mezcla de vainilla, pachuli, almizcles, maderas y haba tonka es responsable por su enorme durabilidad en la piel.